Por trece razones (Serie)

miércoles, 12 de abril de 2017





En la reseña anterior os hablé del libro por trece razones y os dije que Netflix había hecho una serie, mi ideo original era incluir mi opinión allí,  pero dado las diferencias entre la adaptación  y el 
libro y todas las cosas que me ha movido por dentro he visto mas sensato hacer una reseña a parte.














Antes de empezar con la reseña, en la que me enfocaré únicamente en la serie y no mencionaré el libro quiero hacer un pequeño inciso y expresar algo que me ronda la cabeza desde que termine tanto el libro como la serie, en mi opinión la obra original se sentía algo incompleta ya que en todo momento solo vemos el punto de vista de Clay, además sentía que intentaba transmitir un mensaje que no terminaba de quedar claro y que aunque era bastante visible, no se si por la forma de estar narrada la historia o que se perdía toda esa fuerza y al final solo te centrabas en si eran suficientes motivos para que una persona se quitase la vida y no tanto en que, como he dicho en la mini sinopsis, una palabra, un gesto, un acto, por muy pequeño que sea puede cambiar la vida de una persona tanto para bien como para mal.


Y hasta ahí voy a hablar del libro.


La serie toca un tema muy delicado del que creo que no se habla lo suficiente, no se le da tanta visibilidad o quizá no se habla apropiadamente de ello, por normal general siempre que oímos hablar del bulling lo oímos a través de las palabras de algún experto en el tema que ni siquiera a vivido ese sufrimiento, las voces que nos transmiten esos testimonios no son lo suficientemente  fuertes o claras para abrirnos los ojos, bien sea por lo que he mencionado antes o bien sea por que son voces muy jóvenes que ni ellos mismos saben que ha pasado o porqué a pasado y mucho menos saben actuar ante algo como eso, yo sufrí bulling en el instituto y no pretendo hablar de esa etapa de mi vida aquí ya que no corresponde pero siento que esta serie a abierto muchas puertas y sobre todo  muchas mentes, creo que vivimos en un mundo en el que si algo no es muy gráfico, si algo no nos llega por sorpresa y nos explota en la cara no nos damos cuenta de que está sucediendo, vivimos en un mundo en el que necesitamos vivirlo en carnes propias para actuar y esta serie nos ayuda a sentirnos mal, a sufrir no solo con Hannah, si no con sus padres, con Clay  y los padres de este, incluso con aquellas personas que colaboraron en la caída de ella que se sienten culpables, nos ayuda a ser mas humanos y a pensar dos veces antes de decir o hacer algo y sobre todo nos enseña que no valen escusas, que no vale esconderse detrás de "Solo era una broma" porque no todo el mundo ve la vida con tu mismo filtro.


Creo que es una serie que debe ser vista por todo el mundo sin importar su edad, a los adolescentes para que vean que los actos tienen consecuencias y que la muerte no es la solución a nada, a los adultos para que aprendan que esas cosas pasan y que no son cosas de "niños" por que todos tenemos la capacidad de destrozar pero también de reparar.








A parte de todo lo que he mencionado antes, he de destacar la diversidad, nos alejamos del estereotipo en el que todo el mundo es igual para chocar con la vida real, personas con diferentes tipos no solo de estaturas, pesos y  razas si no también vemos otros tipos de familias (como es el caso de los padres de Courtney) además de orientaciones sexuales, esto es un punto a favor ya que hay que ser realistas, esta serie no solo visibiliza todo el tema del bulling si no que normaliza algo que en pleno siglo veintiuno ya debería ser normal.

La fotografía y el montaje es simplemente preciosa, como cambia la tonalidad de cálidos  y luminosos cuando vemos a Hannah viva para pasar drásticamente a tonos fríos y mas oscuros cuando Clay está escuchando las cintas, en una sola escena se puede palpar ese vacío y dolor con un simple cambio como ese.




La escena del suicidio, me gustó que la incluyesen y que fuese tan dolorosa para mostrar la realidad de ese acto, la persona que lo comete sufre, duele mucho, y debasta a todo el mundo, me pareció muy bien que se viese que no es algo fácil de hacer y que para nada es "bonito" que no simplemente es "me voy de este mundo y se acabó el dolor" si no que te vas sufriendo y dejando desesperación.








Algunos capítulos se hacían un poco pesados porque eran muy pausados.







Y hasta aquí la reseña de esta maravillosa serie, espero que si aún no la habéis viso le deis una oportunidad por que se la merece y si habéis leído el libro no seáis muy críticos por que de ese modo podréis disfrutar de ambos. Como siempre os digo podéis dejarme en los comentarios que os ha parecido la serie, no olvidéis seguirme en mi instagram.

Nos leemos.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total

 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS